Población y Muestra.

Dos conceptos básicos en estadística son población y muestra.

En un estudio científico, el conjunto de elementos que enmarca el trabajo y sobre el cual queremos hacer afirmaciones, se llama población objetivo. 

En muchas ocasiones, no todos los elementos de esta población objetivo son potencialmente alcanzables para su observación directa; aquellos que sí lo son, forman un subconjunto denominado población muestral, porque son los elementos susceptibles a ser seleccionados para su estudio.

Se debe destacar que ambos tipos de poblaciones, necesitan estar bien definidas. No debe haber ambigüedad en determinar si un elemento pertenece a una de ellas o no.

No siempre las poblaciones objetivo y muestral son la misma. Es común que esta última sea un subconjunto estricto de la primera. 

Por la característica del trabajo estadístico, sólo interesa la población muestral, ya que es aquí donde se puede hacer uso apropiado de la metodología correspondiente.

En resumen, cualquier conclusión con validez estadística debe circunscribirse a la población muestral. Las conclusiones que van más allá de ésta, se obtienen con argumentos extra-estadísticos que no se estudian en estas notas. Esto no significa necesariamente que los procedimientos que buscan extender resultados más allá de la población muestral deban descartarse totalmente. Sólo debe tenerse presente que corresponden a metodologías no avaladas directamente por la estadística y por lo tanto no se debe culpar a esta última si aparecen errores evidentes en los resultados obtenidos. (Tampoco se le debe atribuir eventuales éxitos conseguidos con estos procedimientos)

Un ejemplo aclarará lo anterior. Supóngase que se quiere saber la opinión de los habitantes de una ciudad acerca de un tema de interés general. Si para estos efectos se hace una encuesta sólo a aquellos que tienen teléfono, los resultados obtenidos no pueden extenderse a toda la ciudad sustentados directamente por métodos estadísticos. Quien lo haga, estaría usando otras metodologías y debe destacarlo para evitar confusiones en la interpretación de los resultados.

De aquí en adelante, sólo se hará uso de la población muestral y cuando no exista posibilidad de confusión, se mencionará solamente como ‘población’.

Otro concepto que se usará, momentáneamente sin una definición cuidadosa, es el denominado muestra; baste saber por ahora que es un subconjunto de la población muestral que se extrae para ser estudiado.