Ir a pucv.cl

Investigador de la Escuela de Agronomía PUCV estudiará presencia de metales en hortalizas de la Región de Valparaíso

Al respecto, el Dr. Alexander Neaman, explicó que uno de los objetivos futuros de su investigación es desarrollar tecnología sustentable para mejorar aspectos de inocuidad alimentaria a nivel global.

17.01.18

El investigador y académico de la Escuela de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), Dr. Alexander Neaman, con su proyecto “Control y disminución de metales en hortalizas cultivadas en la Región de Valparaíso a través del uso de enmiendas”, se adjudicó una de las cuatro iniciativas ganadoras a nivel nacional del “I Concurso IDeA en Dos Etapas Temático en Inocuidad y Calidad Alimentaria 2017” perteneciente al Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF) de CONICYT. En este contexto, junto a su co-investigadora, la Dra. Mónika Valdenegro, investigan las concentraciones de metales en hortalizas de la zona y que podrían explicarse tanto por factores naturales como antrópicos.

Al respecto, el Dr. Neaman comentó que los metales en hortalizas han sido reportados como los compuestos que generan mayor preocupación para la salud de las personas, ya que pueden incidir en varias enfermedades. En este contexto, el investigador de la PUCV compartió los aspectos más significativos de su estudio.

¿De qué se trata su investigación?

La investigación consiste en el manejo de suelos agrícolas mediante prácticas de remediación. Específicamente, se evaluarán distintas técnicas, tales como la incorporación de subproductos orgánicos y/o inorgánicos, que podrían disminuir efectivamente la disponibilidad de metales en suelos agrícolas. Además, se levantará información sobre la concentración y distribución de metales en la Región de Valparaíso, un tema que sólo ha sido estudiado en áreas agrícolas mineras y que, sin embargo, podría darse perfectamente en áreas no mineras.

¿Cuáles son las principales fortalezas y oportunidades de su proyecto?

La principal fortaleza del proyecto es que se busca proponer tecnologías, que luego puedan ser asimiladas por los agricultores. Es decir, no sólo buscamos una tecnología eficaz, sino que también analizaremos eficiencia en cuanto a costos y que no traiga efectos secundarios, como la reducción de productividad agrícola y/o deterioro de la calidad de suelo.

¿Quienes integran el equipo de trabajo y cómo esperan aportar al desarrollo científico nacional?

El proyecto lo lideramos con la Dra. Mónika Valdenegro, quien además es académico de la Universidad y especialista en alimentos. Junto a nosotros, participan dos doctores jóvenes especialistas en el tema y un agrónomo. Asimismo, como equipo consideramos que esta investigación es de relevancia mundial. Por ejemplo, arsénico y plomo han sido catalogados como las dos sustancias de mayor preocupación según la ATDSR (Agency for Toxic Substances and Disease Registry).