Presentan proyecto FIC-R ejecutado por el NBC que potencia las capacidades de la agricultura familiar

En la iniciativa “Fortalecimiento de las capacidades productivas, organizativas y de comercialización de la Agricultura Familiar, Región Valparaíso” la PUCV contó con la colaboración del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura y la Asociación de Agricultores de Quillota y Marga Marga.

24.06.2020

Con la asistencia de autoridades regionales y de representantes de organizaciones públicas y privadas, se realizó de manera online el seminario “Herramientas para una agricultura sustentable”, instancia a través de la cual se dieron a conocer los resultados del proyecto FIC-R “Fortalecimiento de las capacidades productivas, organizativas y de comercialización de la Agricultura Familiar, Región Valparaíso” ejecutado por el Núcleo Biotecnología Curauma (NBC) de la PUCV, en colaboración con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Asociación de Agricultores de Quillota y Marga Marga (AAQMM).

En la oportunidad, la directora estratégica del NBC, Elba Vivanco, comentó que “desde un principio pensamos en la implementación de un conjunto de prácticas, herramientas y capacidades que denominamos ‘caja de herramientas para la agricultura familiar campesina’. Lo que se buscó en este proyecto fue fortalecer capacidades en los agricultores, así como también las prácticas e implementación para la construcción de capital social y relacional, y propiciar condiciones que permitan que la agricultura familiar campesina acceda a nuevos mercados y cadenas de valor”.

La profesional del NBC agregó que al diseñar la iniciativa, se desarrolló un proceso de intervención que se extendió por seis meses basado en cuatro pilares: prácticas agrícolas sustentables, gestión intrapredial de recursos hídricos, comercialización agrícola y asociatividad. “Fue intenso para los pequeños agricultores porque teníamos actividades todas las semanas”, recordó.

A través de esta intervención implementada en Quebrada Alvarado, Olmué, Limache, Quillota, La Calera y Nogales, se capacitó a más de 130 pequeños agricultores, se desarrollaron 28 herramientas que constan de fichas, manuales, videos e instrumentos tecnológicos; y se realizó asistencia técnica a 20 pequeños agricultores quienes implementaron en promedio 38 prácticas sustentables en sus predios. Junto a lo anterior, fue importante la alta presencia de mujeres rurales y se potenciaron alianzas de trabajo con actores clave en la materia.

Elba Vivanco destacó que los agricultores cambiaran sus prácticas convencionales por otras de carácter sustentable, como el manejo eficiente del agua y de la energía y el mantenimiento adecuado del sistema de riego, entre otros. “El proyecto ha contribuido al fortalecimiento de la pequeña agricultura y en las distintas etapas de la cadena de valor. Se ha generado una capacidad instalada para la región. Hemos brindado herramientas que buscan la revalorización del modelo de negocios para reconectar a estos pequeños productores con consumidores”, precisó.

UN APORTE PARA LA AGRICULTURA FAMILIAR CAMPESINA

Carolina Silva, directora de Innovación y Emprendimiento de la Católica de Valparaíso, indicó que en estos tiempos “hay algunas áreas que se presentan como una oportunidad, que son principalmente aquellas relacionadas con temáticas ambientales, como por ejemplo la acción por el clima, pero principalmente lo asociado a la producción y el consumo responsable (…) En este contexto, este tipo de iniciativas generan un aporte de vital importancia. La agricultura familiar requiere de un apoyo para la comercialización de los productos para incorporar prácticas sustentables en la gestión de los recursos naturales, que sin duda que en las localidades rurales son indispensables dado el complejo escenario de escasez y uso de los recursos hídricos en la región”.

Por su parte, el seremi de Agricultura de Valparaíso, Humberto Lepe, recalcó que estas nuevas herramientas le permitirán a la agricultura familiar campesina “fortalecer sus capacidades productivas, ayudar a organizarse y a mejorar la comercialización (…) Es muy poderoso en este minuto, cuando tenemos que reconvertir nuestra agricultura para enfrentar los nuevos tiempos”.

La jornada contempló también la exposición de Kelly Witkowski, gerenta del Programa de Cambio Climático del IICA, quien brindó la conferencia “Perspectivas de adaptación y mitigación al cambio climático para la agricultura familiar”.

Además, el encuentro contó con un panel integrado por Ricardo Cautín, director de la Escuela Agronomía de la Católica de Valparaíso; Rolando Chamy, director del NBC; Fredy León, asesor de AFC; Kurt Neuling, gerente del PER Frutícola; Claudia Atiquipa, ingeniera del proyecto; y Fernando Barrera, especialista en extensión de IICA Chile, instancia en la que se abordaron resultados, impactos y escalabilidad del proyecto.

Por Juan Pablo Guerra

Dirección General de Vinculación con el Medio