Países OCDE evalúan a Chile en gestión de directrices sobre conducta empresarial responsable

En encuentro, organizado por el Centro Vincular de la PUCV y Direcon, se analizaron los desafíos de los Puntos Nacionales de Contacto de la OCDE para promover e implementar las Líneas Directrices para Empresas Multinacionales.

Con la presencia de Kathryn Dovey, Coordinadora de los Puntos Nacionales de Contacto (PNC) de la OCDE; Felipe Lopeandía, Punto Nacional de Contacto de Chile ante la OCDE; Amerigo Incalcaterra, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) América del Sur; y Dante Pesce, director ejecutivo del Centro Vincular de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se inauguró el Conversatorio “Puntos Nacionales de Contacto ante la OCDE: Mecanismo de Remediación Estatal no judicial para empresas transnacionales”, el pasado viernes 4 de agosto en CEPAL, Santiago de Chile.

El encuentro se realizó en el marco de la evaluación de pares realizada al Punto Nacional de Contacto de Chile, en materia de implementación, promoción y difusión de las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales.

Dante Pesce, en su calidad de integrante del Grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos y miembro del Consejo Asesor del Punto Nacional de Contacto de Chile, destacó la oportunidad de reunir a expertos en la materia para reflexionar sobre el funcionamiento de los Puntos Nacionales de Contacto (PNC) de la OCDE, responsables de promover e implementar las Líneas Directrices para Empresas Multinacionales, que establecen un conjunto de principios y recomendaciones sobre conductas empresariales responsables que deben seguir estas compañías en el ejercicio de sus actividades.

En este contexto, Amerigo Incalcaterra destacó la importancia de asegurar el acceso a remediaciones para personas afectadas por actividades empresariales. “Los Puntos Nacionales de Contacto son fundamentales para proveer soluciones de carácter no judicial”, afirmó.

Felipe Lopeandía, señaló que el país se sometía voluntariamente a la revisión de pares, para escuchar seriamente las recomendaciones e implementarlas. De esta manera, “buscamos mejorar el funcionamiento del PNC de Chile de acuerdo a las mejores prácticas internacionales”.

La Coordinadora de los Puntos Nacionales de Contacto (PNC) de OCDE, Kathryn Dovey, expuso sobre el rol de los PNC, que son oficinas gubernamentales con la misión de incrementar la eficacia de las Directrices, teniendo como principal función el fomentar el cumplimiento  y conocimiento de ellas, y la administración del mecanismo de resolución de conflictos.

Posteriormente, señaló que las empresas no sólo deben estar preocupadas de realizar contribuciones positivas, sino que también de evitar impactos negativos e incorporar las directrices en su “ADN”. Respecto de las estadísticas, Dovey indicó que en 16 años de funcionamiento, se han recibido 400 controversias en los diversos PNC (12 en Chile) siendo un 48% de ellas presentaciones hechas por ONG’s. Además, indicó que la temática de más explosivo crecimiento durante los últimos años, han sido los casos relativos a Derechos Humanos.

De acuerdo a lo anterior, Kathryn Dovey indicó que “el capítulo de derechos humanos sólo se agregó a las directrices en 2011. De esta forma, los PNC se convirtieron en un mecanismo para facilitar el acceso a remediaciones, respecto de la vulneración de Derechos Humanos por parte de empresas transnacionales”.

 

Revisión de pares

El conversatorio fue el punto culmine de la visita de pares organizada por OCDE para realizar un informe sobre el PNC de Chile, el cual está radicado en la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales (DIRECON) del Ministerio de Relaciones Exteriores, y a cargo de Felipe Lopeandía. La comitiva de OCDE, encabezada por Kathryn Dovey, estuvo además integrada por los PNC de Israel, Noruega, Argentina, Reino Unido, Argentina y Costa Rica.

Este grupo de trabajo elaborará un informe con las principales conclusiones y recomendaciones que se deben ejecutar en Chile para la correcta aplicación de las directrices, que abordan temas tales como derechos humanos; empleo y relaciones industriales; medio ambiente; sobornos y extorsión; intereses de los consumidores; ciencia y tecnología; competencia, entre otros.

En este sentido, tuvieron la oportunidad de participar en el conversatorio, altos ejecutivos de empresas chilenas, tales como Colbún y Quiñenco; representantes de los pueblos mapuche y aymará; profesionales de organismos de derechos humanos y observatorios; así como funcionarios diplomáticos. Destacó también la presencia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) América del Sur, Amerigo Incalcaterra, y del Representante para América Latina de la Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y PYMES de la Unión Europea, Luis Cuervo.

La actividad concluyó con una ronda de preguntas de los asistentes hacia los expertos internacionales y al PNC chileno, dándose un espacio posterior también para compartir experiencias y establecer lazos de cooperación conjunta entre los diversos actores involucrados en el cumplimiento de las directrices de la OCDE.

Por Karina Toledo

Centro Vincular