Coro Femenino de Cámara PUCV presenta “Minimalismo sacro en su forma de esculpir el tiempo”

Presentación se realizó en el fóyer del Teatro Municipal de Viña del Mar.

07.08.2017

Obras contemporáneas interpretadas a capella ofreció el Coro Femenino de Cámara de la PUCV, bajo la dirección de Boris Alvarado, en su presentación “Minimalismo sacro en su forma de esculpir el tiempo”, realizada en el marco de la XXXVII Temporada de Conciertos de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Una de las posibilidades que otorga la interpretación a capella es la de trabajar con obras contemporáneas, que es justamente la línea de investigación del Coro Femenino de Cámara. También permite otro tipo de descubrimiento sonoro, y eso es justamente lo que pudieron atestiguar, y disfrutar, los asistentes a este concierto.

La agrupación hizo uso de baodings, propios de la cultura milenaria china,  y de copas de cristal, para alcanzar sonidos puros e interpretar, por ejemplo, “Stars” de Ēriks Ešenvalds (Estonia). Esta obra es un estreno en Chile, en la cual el compositor exige alturas definidas, debiendo lograr esto al frotar las copas, lo que da como resultado una atmósfera sonora sorprendente.

Ello “indudablemente significa ir buscando obras que puedan construir un color especial”, explica el director del Coro Femenino de Cámara, Boris Alvarado, añadiendo que “no solo se trata de cantar a cuatro voces, o a cinco, o a ocho, o a dos. Es buscar un color especial de una música determinada, por eso que a capella se trabaja mucho a nivel de la fineza del descubrimiento de un sonido que no está, pero que siempre ha estado ahí, por otro lado”.

EL GRUPO MÁS IMPORTANTE EN ESTA LÍNEA EN CHILE

Sobre la presentación, Boris Alvarado expresó que “cuando tienes a un grupo bueno haciendo música da gusto. Más que mi persona, es el trabajo de las coristas, en el sentido de que un grupo importante son profesionales, y las otras todavía son estudiantes de Música en la Universidad que las estamos preparando”.

“El mérito es de ellas, porque son el grupo más importante en esta línea en Chile, sin lugar a dudas, y no lo digo con un afán ególatra con respecto a lo que hacemos, sino que no hay otro grupo en el país que pueda hacer obras de este nivel. E internacionalmente, este coro estaría a un nivel muy competitivo afuera”, añade el director.

Y es que una de las características del Coro Femenino de Cámara es que no cuenta con una sola cantante solista. Acá todas lo son, dependiendo de su color de voz, su timbre, destreza, habilidad, tranquilidad, o seguridad. “Tú ves que salen solistas de cualquier parte el coro, y eso tiene que ver con que nos vamos educando en que todos podemos hacer las cosas a un nivel que le corresponde a cada uno”, finalizó Boris Alvarado.

Por Nicolás Jara

Dirección General de Vinculación con el Medio 

Fotografías: Ángela Tobón