Centro de Minería PUCV y Sernageomin realizan seminario sobre depósitos de relave en Valparaíso

La directora ejecutiva, Amelia Dondero, señaló que están trabajando para conformar un equipo multidisciplinario de profesionales y así prestar los mejores servicios a la minería nacional.

06.12.2017

En el Auditorio de la Escuela de Ingeniería Química de la PUCV se efectuó el seminario y panel de presentación del Estudio “Catastro Geoquímico de Depósitos de Relaves en la Región de Valparaíso”, realizado por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomín). La actividad fue organizada de manera conjunta por este organismo gubernamental en conjunto con el Centro de Minería de la PUCV.

Al respecto, la directora ejecutiva del Centro, Amelia Dondero, señaló que esta iniciativa de nuestra Casa de Estudios nació de un proyecto financiado por el Ministerio de Educación que finalizó este 2017 y durante tres años se trabajó con diversos aliados estratégicos de la región con el propósito de mejorar la competitividad de la minería regional y en particular de la pequeña y mediana minería.

“Implementamos un par de laboratorios para prestar servicios a todo el sector minero, tanto en análisis metalúrgico como en análisis químico. Estamos implementando un laboratorio en mecánica de rocas y contamos con dos programas académicos que comenzamos y van a continuar en el tiempo: el postítulo en el cierre de faenas mineras y un diplomado en minería responsable. El próximo año vamos a ofrecer un postítulo en higiene ocupacional en minería y un diplomado en la misma área”, anunció.

La profesora de la Escuela de Ingeniería Química, además precisó que en el Centro de Minería están trabajando para conformar un equipo multidisciplinario de profesionales tanto de la PUCV como otras instituciones que han querido asociarse para prestar los mejores servicios a la minería nacional.  

Por su parte, el subdirector nacional de Sernageomin, Antonio Videka, destacó la alianza desarrollada con nuestro Centro que ha incluido además la realización de cursos sobre depósitos de relieve, gestión ambiental y seguridad minera, lo que se espera proyectar a futuro.

“Los depósitos de relave antes eran una instalación más dentro de las que teníamos que fiscalizar, pero se requiere un análisis más preciso y exacto de aquellas que existen en Chile. Por eso, se generó el Departamento de Depósitos de Relaves que es una unidad especial que investiga, revisa y fiscaliza su construcción, operación y cierre”, precisó.

Videka recordó que en Chile contamos con alrededor de 696 depósitos de relaves entre activos, inactivos y abandonados. “No tenemos legislación respecto a las faenas abandonadas. Hay alrededor de 110 relaves activos y el departamento en un trabajo que viene haciendo hace tres años, generó un estudio geoquímico para saber qué contienen los depósitos de relave en nuestro país y analizar los 50 elementos más relevantes para así tener una caracterización de su valor económico y de aquellos elementos que puedan significar algún riesgo para la salud de las personas y el medioambiente”, complementó.

DEPÓSITOS DE RELAVE EN CHILE

Los especialistas recorrieron el país buscando desde los más pequeños hasta los más grandes depósitos, lo que permitió actualizar el Catastro Nacional de Depósitos de Relieve. Además, tomaron muestras de las cubetas (superficie), muros, sedimentos y aguas para su caracterización geoquímica, lo que contó con el apoyo del laboratorio de Sernageomin.   

Leandro Herrera, experto de la Unidad de Estabilidad Química de Sernageomin, explicó que los depósitos de relave son grandes obras de protección ambiental y algunos datan de principios de la década de 1970, como también hay otros más actuales de la primera década de 2000.

“Estos depósitos resuelven el impacto de un residuo minero masivo de gran magnitud. Hay algunos que poseen 700 toneladas y otros superan las 4.500 millones de toneladas. En Chile, los depósitos que se encuentran activos son 112, hay 436 que están inactivos y 148 están abandonados”, explicó.

El analista se refirió a la presencia de compuestos de connotación ambiental (CCA), donde preocupa la presencia de mercurio y arsénico, pues pueden impactar a la salud humana y animal, como también en la agricultura. Entre los elementos encontrados están cobre, niquel, cadmio y mercurio, este último en bajas cantidades.

“Al contar con información rigurosa de cada depósito, es posible tener una discusión más ilustrada, considerando que vivimos en un país minero. La información geoquímica si bien es escasa, ha permitido mostrar que los depósitos de relave suelen satisfacer su objeto de estudio”, indicó.

Por su parte, el académico de la Escuela de Ingeniería en Construcción y experto en depósitos de relave, Raúl Espinace, planteó que en nuestro país estos tranques se han comportado de manera eficiente, pese a la ocurrencia de sucesivos terremotos.

“La información geo-química marca un hito en la historia de la minería chilena, pues despeja muchas dudas a la hora de aplicar los planes de cierre. Los depósitos hacen el trabajo de contener los residuos, el problema radica en los pasivos ambientales lo que no ha sido abordado por los últimos gobiernos”, advirtió.

Posteriormente, expuso el superintendente de la Planta Cabildo de la Compañía Minera Las Cenizas, Andrés Monardes y el Superintendente de Relaves de Codelco División Andina, Manuel Acuña, quienes dieron a conocer los avances en sus respectivas instituciones para concluir con un panel de conversación.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio