Educación Física y Salud en el desarrollo de la personalidad: ¿Deben elegir los adolescentes de tercero y cuarto años de enseñanza media?

Texto elaborado por el profesor Luis Espinoza, director de la Escuela de Educación Física PUCV.

A propósito de lo que ha causado revuelo y preocupación transversal en distintos sectores ciudadanos, respecto al acuerdo Nº 57/2019 del Consejo Nacional de Educación, en consideración a la propuesta de ese Ministerio por dejar a Educación Física y Salud – entre otras asignaturas – como parte del plan de estudios optativo para 3º y 4º año de enseñanza secundaria, el cual se implementaría a partir del 2020, señalo algunos reparos a tener en cuenta a la hora de fundamentar, desde la psicología lo inapropiado de esta medida.

1. En primer lugar, señalar que educación física es una asignatura que se ocupa principalmente de educar, (NO SE OCUPA DE HACER DEPORTE POR EL DEPORTE) se ocupa por educar al joven a través del movimiento, rescatando todos los valores y beneficios que ofrece la práctica sistemática del ejercicio, de la práctica deportiva por cierto, pero también a través del juego, de la danza, de la expresión motriz, etcétera, de modo que el estudiante sea capaz de comprender integralmente el potencial que tiene el desarrollo de su corporalidad, todo esto a partir de la diferentes experiencias biopsicosociales que le proporciona la asignatura.

2. El desarrollo del potencial corporal de un ser humano que siente piensa y actúa en unidad a través de la actividad física, del deporte o de otras manifestaciones o experiencias corporales, significa que, en la medida que vamos superando los desafíos motrices, mejora el concepto que tenemos de nosotros mismos y esto de manera inconsciente va afianzando nuestra personalidad, toda vez que somos capaces de superar los desafíos que la vida nos pone por delante.

3. Ciertamente los adolescentes que cursan 3º y 4º años enseñanza media, no pueden ser conscientes de ello, ya que como está dicho el mecanismo de desarrollo del autoconcepto y por ende de la personalidad, es inconsciente incluso para el adulto. En este estadio, seguramente los estudiantes estarán más conscientes de los desafíos de la PSU y en consecuencia optarán por los optativos que mejor respondan a esos intereses.

4. En consecuencia, al dejar a la asignatura educación física y salud en el plan optativo en tercero y cuarto medio, potencialmente se priva al adolescente que no la elija, de una herramienta eficaz de desarrollo de su personalidad.

5. En otras palabras, no estamos hablando de un contenido teórico no tratado, que eventualmente podría desarrollarse posteriormente o incluso de manera autodidacta. Se trata de limitar el desarrollo de la personalidad del adolescente en un período crítico de su desarrollo.

6. Al respecto, la literatura es pródiga en referencias en las que se vincula positivamente a la actividad física con el autoconcepto, el autoconcepto físico y la autoestima; todas esas variables correlacionan con la personalidad del individuo y en consecuencia con la salud y el bienestar general de la persona. Sólo como un ejemplo, señalo los siguientes trabajos:

AUTOCONCEPTO SE RELACIONA

POSITIVAMENTE CON

AUTORES

AUTOCONCEPTO FÍSICO Y AUTOESTIMA POSITIVA.

HARTER, (1985); FOX y CORBIN, (1989); MARSH et al. (2005).

PRACTICA DEPORTIVA, COMPETENCIA MOTRIZ Y ACTIVIDAD FÍSICA.

BALAGUER (1998); MARSH et al. (2005); M0RENO Y CERVELLÓ (2005 y 2008); VICIANA et al. (2009).

SATIFACCIÓN SOCIAL; SATISFACCIÓN POR LA VIDA; HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE.

MARKUS & WURF (1987) PASTOR et al. (2000, 2001, 2006); ESPINOZA et al. (2007).

FACTORES NUTRICIONALES; AMBIENTES SIN ALCOHOL, TABACO Y DROGAS.

GOÑI et al. (2004); FERNANDEZ Y ASOFEIFA (2007) MORENO Y CERVELLO (2009).

 Todos estos breves ejemplos, deben hacernos reflexionar respecto a la medida que ha tomado el Consejo Nacional de Educación ante la propuesta de su Ministerio.

No se trata de reemplazar a través de los programas del Ministerio del Deporte, lo que se deja de hacer en el Ministerio de Educación. Son dos cosas muy distintas, la elección, más allá de impactar directamente en la inactividad física, impacta en la educación, porque se deja de educar, de transmitir el mensaje formativo que permita a los estudiantes tomar las mejores decisiones en beneficio de su desarrollo integral y por ende bienestar.

Profesor: Luis Espinoza Oteíza

Dr. Ciencias del Deporte y la Actividad Física

Director Escuela de Educación Física

Pontificia Universidad Católica de Valparaíso