Proyecto apoyado por la Incubadora Social PUCV “COA Surf” fue reconocido por Michelle Bachelet

La labor de COA Surf, consiste en trabajar con personas que se encuentran en la cárcel, donde éstos son los encargados de diseñar las poleras, tablas de surf y accesorios, que luego salen al mercado.

GEN-E la Incubadora Social de la Pontificia Universidad Católica, trabaja junto a proyectos de emprendimiento e innovación de la región. En este contexto "COA Surf" recibió este 26 de octubre en el marco de la Semana de la Pequeña y Mediana Empresa,la certificación de los programas de apoyo a las Pymes, Capital Semilla Emprende, Capital Abeja Empre y Fondo de Desarrollo de Negocios (CRECE) por parte de la Presidenta de la República Michelle Bachelet, junto con el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

Respecto al certificado entregado por El Fondo de Desarrollo de Negocios Crece, es un instrumento que busca potenciar el crecimiento de las micro y pequeñas empresas, y además su acceso a oportunidades de negocio.

En la oportunidad, la Presidenta de la República se refirió a lo que significan los proyectos sociales, e indicó: "Estos proyectos que han sido destacados hoy, nos hablan del carácter social que pueden y deben tener muchos emprendimientos y este es el trabajo que ha venido impulsando Arturo Irarrázaval con COA Surf, que entrega una oportunidad fundamental de reinserción social para las personas privadas de libertad tanto mujeres como hombres en la cárcel de Valparaíso".

La labor de COA Surf, consiste en trabajar con personas que se encuentran en la cárcel, donde éstos son los encargados de diseñar las poleras, tablas de surf y accesorios, que luego salen al mercado. El mensaje del proyecto según su creador Arturo Irarrázaval es la reinserción social y laboral de convictos y ex convictos, primero porque son el sello de la marca y segundo porque es una empresa que entiende que el capital humano es el más importante para un país en pleno desarrollo y que parte de ese capital son personas sin oportunidades ni educación.

El emprendedor pretende que la cárcel de Valparaíso sea un ejemplo a nivel mundial, para después implementar el mismo proceso, que gracias al aporte del fondo CRECE se logró, y en futuro próximo se va a potenciar todo Valparaíso y la V Región gracias al apoyo de GEN-E la Incubadora Social.