PUCV lidera nueva Red Iberoamericana de Investigadores en Desplazamiento Activo, Salud y Sostenibilidad

El conglomerado es integrado por 29 investigadores de ocho países. Por nuestra Casa de Estudios, participa como subdirector el Dr. Fernando Rodríguez, académico de la Escuela de Educación Física.

19.11.2020

A principios de octubre se creó oficialmente la Red Iberoamericana de Investigadores en Desplazamiento Activo, Salud y Sostenibilidad (RIIDASS), conglomerado donde participan 29 expertos de ocho países y que es liderada por la Universidad de Granada (España) y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (Chile). 

La iniciativa tiene como principal objetivo favorecer la colaboración entre los investigadores en las materias de desplazamiento activo, salud y sostenibilidad, que permita realizar posteriormente una serie de intervenciones de carácter social y comunitario. El proyecto cuenta con financiamiento para los próximos dos años a través de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado (AUIP), ubicada en España.

Como directora de la red, se encuentra la Dra. Palma Chillón, destacada investigadora de la Universidad de Granada y como subdirector y promotor a nivel latinoamericano se encuentra el Dr. Fernando Rodríguez, académico de la Escuela de Educación Física (EFI) de nuestra Casa de Estudios, quien este año efectuó precisamente estudios de postdoctorado en dicha universidad española. 

“Nosotros tuvimos anteriormente la Red de Investigación en Desplazamiento Activo en Estudiantes Universitarios que surgió entre universidades tradicionales a nivel nacional y fue parte de un proyecto de atracción de capital humano avanzado que se efectuó entre 2015 y 2016. En ese periodo, tuvimos la visita de la Dra. Palma Chillón. Se avanzó en investigación en varios ámbitos, entre ellos, modificamos los cuestionarios que se hacían en España con niños y los adaptamos para la realidad de adultos y universitarios en Chile. Se publicaron varias investigaciones en revistas especializadas”, recordó Rodríguez.

Durante su paso por Granada y las reuniones con académicos españoles surgió la idea de crear esta red en base a una convocatoria abierta efectuada por la AUIP, asociación que estimula en distintos ámbitos la investigación universitaria, entregando becas y además favorece la cooperación académica a nivel iberoamericano.

COOPERACIÓN ACADÉMICA INTERNACIONAL

Oficialmente participan en RIIDASS las universidades: de Granada, de Cádiz, de Extremadura, de Zaragoza; de Salamanca, de Valencia, de San Jorge, todas de España; de Lisboa (Portugal); Nacional de Chimborazo y del Azuay (Ecuador); de Tolima (Colombia); Universidad de Baja California (México); Estadual Paulista (Brasil). Por Argentina está el Instituto Universitario YMCA.

Por nuestro país están las universidades: Católica de Valparaíso, de Playa Ancha; de Antofagasta; de Tarapacá; Austral; del Bío-Bío y de las Américas. “Son 20 universidades y un instituto universitario con 29 investigadores de ocho países. La PUCV ha estado participando activamente en la conexión entre las universidades”, complementó Rodríguez.

La idea de acuerdo a los investigadores es llegar a todos los grupos etáreos, desde niños a adultos y adultos mayores. “La misión de RIIDASS es contribuir a avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en especial al Objetivo N°1 de salud y bienestar; al N°2 de ciudad y comunidad sostenible; al N°13 de acción por el clima y al N° 17 que son alianzas para lograr los objetivos. Vamos a trabajar en la generación de proyectos conjuntos de carácter internacional con énfasis en América Latina, donde hace falta estudiar y aplicar políticas públicas sobre este ámbito”, indicó el académico.

En segundo lugar, los expertos van a avanzar en establecer redes que favorezcan la investigación a nivel internacional. “También tenemos pensado trabajar en el ámbito de la transferencia a otros colegas del ámbito científico, estudiantes universitarios, escuelas y otros. Se requiere llegar a quienes toman decisiones. Otra área se relaciona al diseño y transferencia de instrumentos para efectuar cuestionarios, modelos y realización de proyectos de intervención, llegando a municipios o grupos de acción. Se requiere validar estos instrumentos, por ejemplo, para estudios con adultos mayores, personas con discapacidad o al contexto de pandemia”, agregó el Dr. Rodríguez.

Los investigadores tienen planes de transferir mucha de la investigación europea a América Latina e involucrar el ámbito de la actividad física con la sostenibilidad, llegar al sector político y social desde este punto de vista, destacando la importancia del modo de desplazamiento activo (caminar o andar en bicicleta), en favor de la sostenibilidad, reduciendo la huella de carbono, la congestión vehicular y el gasto de mantener el automóvil. “Este cambio de comportamiento puede contribuir de manera relevante a la sostenibilidad”, concluye el investigador de EFI.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio