Decano de la Facultad de Filosofía y Educación analizó la Roma post clásica en exitoso curso en Santiago

“Roma: cultura, legado y proyecciones” se tituló la ponencia del doctor José Marín que fue parte del curso titulado "Roma multicultural. La construcción de un Imperio en la diversidad", actividad organizada por la Facultad de Filosofía y Educación de la PUCV, el Instituto Italiano de Cultura y el Consejo Nacional de la Cultura, Región Metropolitana, junto al Centro Cultural La Moneda.

26.12.2017

“Hay una Roma posterior al mundo clásico, la que es invadida y saqueada varias veces entre los siglos III y V. Cuando finalizó el expansionismo, el Imperio se derrumbó lentamente en el tiempo, cayendo en decadencia de manera sostenida. En esta ruptura del Imperio Romano de Occidente se aprecia una transformación, fundándose incluso una Nueva Roma, que más tarde se llamará Constantinopla”, señaló el doctor José Marín, decano de la Facultad de Filosofía y Educación, en el cierre del curso titulado "Roma multicultural. La construcción de un Imperio en la diversidad" realizado en el Instituto Italiano de Cultura.

Constantinopla fue el nombre histórico de la actual ciudad de Estambul (Turquía), que era la capital del Imperio romano (330-395) y del Imperio Romano de Oriente o Imperio Bizantino (395-1204 y 1261-1453).

El profesor señaló que en esta nueva Roma se apreció la diversidad del mundo occidental latino y del mundo oriental griego. “Los invasores en esta época de decadencia del Imperio Romano incorporan un elemento de diversidad importante, siendo un componente fundamental en el mundo occidental romano el aporte de los germanos, proceso histórico que no vivió el oriente imperial”, precisó.

La historia posterior de Roma, sea en la Edad Media y en las épocas sucesivas, estuvo ligada a la historia del Pontificado. “Roma sigue siendo el centro del mundo, pero ya no es una Roma imperial, sino pontifical. Esta ciudad se transforma en cabeza del mundo cristiano”, destacó el profesor.

El académico mencionó que del siglo XV – XVI esta Roma cabeza del mundo cristiano se proyectó a una Roma humanista, donde tuvo su mayor transformación. “En esta etapa se expoliaron monumentos, se usaron muchos materiales de la Roma antigua para construir edificios nuevos del Renacimiento. Hubo un cambio de fisonomía de una Roma clásica a una roma moderna”, puntualizó. “Roma, saqueda varias veces a través de los siglos en época tardoantigua y medieval por extranjeros, terminó siendo expoliada por los propios romanos en época moderna”, concluyó.

SOBRE EL CURSO

El Instituto Italiano de Cultura organizó esta actividad en alianza con la Facultad de Filosofía y Educación de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Esta iniciativa que se desarrolló en el contexto de la exposición “El Mito de Roma. Colección Museos Vaticanos”, del Centro Cultural La Moneda.

El profesor destacó que la Facultad de Filosofía y Educación entregó un respaldo académico en esta iniciativa, ya que el curso fue dictado en su mayor parte por profesores que están vinculados con esta Facultad.

En las seis sesiones que tuvo este curso se explicaron las características específicas de Roma, una pequeña ciudad-estado, que supo aprovechar al máximo sus ventajas geográficas, construcciones políticas, sociales, económicas y militares, para expandirse territorialmente hasta lograr unificar la península itálica y los países que rodean el Mar Mediterráneo, lo que dio forma al más sobresaliente y postrer imperio de la Antigüedad. En este proceso se difundió por todas sus provincias la cultura latina, mezclada con la griega y helenística, y se sentaron las bases de la futura civilización occidental.

El curso "Roma multicultural. La construcción de un Imperio en la diversidad" se desarrolló los días miércoles, entre el 15 de noviembre y el 20 de diciembre de 2017, en el Instituto Italiano de Cultura ubicado en Santiago.

Por Natalia Cabrera Vásquez

Facultad de Filosofía y Educación